SITUACIÓN DE LA VIVIENDA EN 2012 Y PERSPECTIVAS PARA EL 2013

Los indicadores de vivienda que desde el 2007 se van publicando, son cada vez más pesimistas. Desde el inicio de la crisis económica, el precio ha acumulado una devaluación en torno al 25%.

Los indicadores relativos al empleo en la construcción a nivel estatal agravan los datos de pérdida de afiliados en este sector en 2012. Y es que se cerró el año con unas cifras negativas del 19,6% respecto a 2011, cuando ya se sufrió otra caída de las mismas proporciones.

Los afiliados sectoriales a este régimen ya sólo representan el 35% de los que se contabilizaban en 2007, con una pérdida en los últimos doce meses de más de 165.600 cotizantes.

A lo que hay que sumar los más de 145.000 afiliados autónomos de la construcción que se han perdido desde enero de 2007.

Los profesionales del sector, aunque pueden diferenciarse en la concreción de las cifras, tienen varios pronósticos claros para el 2013 y ejercicios siguientes:

  • La depreciación de la vivienda seguirá un camino ascendente, con horquillas que van desde, los datos más conservadores del 10% a otros del 20% adicional.
  • La morosidad hipotecaria se podría situar en torno al 10%, dada la sensibilidad del mercado a los tipos de interés y el grave proceso de destrucción de empleo.
  • El acceso a la vivienda en alquiler deberá tener tintes positivos en este 2013 puesto que hay una apuesta resuelta por su potenciación y porque la financiación bancaria sigue en claro retroceso.
  • En este sentido, hay quien apunta que las rentas de alquiler serán más baratas en 2013, ya que, el impulso decidido por las ayudas al alquiler y los límites de renta marcados en ellas, harán que los propietarios elijan mantenerse dentro de unas cifras razonables con soporte público detrás, antes que incrementar precios en un mercado libre e inseguro.
  • La demanda sobre la compra tenderá a reducirse una vez acabada la rebaja fiscal a nivel estatal y las escasas opciones en el mermado acceso a la financiación bancaria.
  • El crédito a las familias para la compra será bajo y muy moderado ante la lenta recuperación de la economía  y las necesidades del desapalancamiento bancario.
  • El stock de vivienda será difícil de absorber en el corto y medio plazo, y sobre todo, en las zonas con más dificultades para modificar sus sistemas productivos basados en el ladrillo.
  • El mercado de la vivienda en Europa seguirá sufriendo en 2013, aunque las previsiones acerca del dolor serán diferentes según los países, ya que, las tibias perspectivas de crecimiento económico no se notarán en este sector que presentará descensos de producción cercanos al 1,6%, y donde el retorno al crecimiento no se verá hasta el 2014 en los casos más optimistas como Reino Unido, Italia o Francia, mientras que otros evolucionarán dentro de patrones negativos como España, Portugal y Polonia.
  • Las políticas públicas de vivienda no podrán acometer la construcción de nueva vivienda protegida como en ejercicios anteriores, y tendrán, según conveniencia, que facilitar la salida de su stock, o bien, dirigir su escaso presupuesto inversor hacia otras acciones que pongan en valor el parque existente o trasladen los esfuerzos a políticas más sociales como los de las ayudas al alquiler o a la emancipación.
  • La rehabilitación podría ser un subsector estable en este 2013, pero siempre dependiendo de los presupuestos domésticos y los programas públicos de fomento de la rehabilitación. Podría convertirse en un generador de empleo importante y actuar de forma anticíclica. Sin embargo, su importancia se puede ver muy mermada si los proyectos son limitados y sin ayudas públicas.
  • El banco malo necesitará de muchos meses para arrancar y se tardará en ver los resultados. Su gestión y la gestión de sus activos puede influir de manera nada despreciable en materia de vivienda en los próximos meses, y es que, con toda probabilidad, se convertirá en la inmobiliaria más grande del país.

Aunque la información disponible hasta la fecha no invita nada al optimismo, y  el panorama que se presenta para el 2013 no es nada halagüeño, lo cierto es que el revisionismo de las fórmulas hasta ahora aceptadas está provocando nuevas políticas más adaptadas a la problemática actual, con una preocupación activa en términos de retorno y con mayores tasas de evaluación y fiscalización, que, podrían mejorar, en el medio plazo, este sector. Un sector que, por su parte, también está en un profundo proceso de cambio y reflexión, que debe reinventarse y adecuarse a los nuevos condicionantes sociales y económicos imperantes.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Una respuesta a SITUACIÓN DE LA VIVIENDA EN 2012 Y PERSPECTIVAS PARA EL 2013

  1. marina dice:

    El hecho de que la vivienda vaya mal no sé si es mailo de veras o es bueno, lo que sí sé, es que nuestros políticos no saben hacer otra cosa que esperar a que esta actividad remonte.