EL NUEVO EURIBOR O CÓMO EVITAR LAS TRAMPAS AL SOLITARIO

En este Blog nos hemos hecho eco de las diferentes etapas por las que ha ido pasando el proceso de creación del nuevo Euribor. Éste es un capítulo más que anuncia la demora no sólo en su puesta en marcha sino en su propio diseño.

El índice de referencia líder en las hipotecas españolas vive tiempos de cambio: la legislación comunitaria obliga a su reformulación, ya que en la actualidad se basa en estimaciones y no en operaciones reales del mercado interbancario.

Inmerso en ese proceso de transformación, el EMMI pilota para tener un nuevo Euribor para 2018, pero no acaba de definir si acabará siendo un cambio que favorezca a los consumidores.

Recordemos que el interés y necesidad en cambiar la referencia existente para más de 180 billones de € en contratos en Europa (de los cuales sólo una parte son hipotecas)  viene de la magnitud en los escándalos de su manipulación realizados por la gran banca.

Un índice, por otra parte, que ha sido evaluado por la Comisión Europea como “crítico”, es decir, repercute en la integridad del mercado, la estabilidad financiera, los consumidores, y la financiación de hogares y empresas.

El Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI) ha intentado referenciar el nuevo tipo a una fórmula más transparente y sobre todo, cercana a las transacciones reales. Sin embargo, ni el volumen de éstas ni el precio del dinero están posibilitando el nuevo cálculo, que unido a los números negativos sobre los que está pivotando últimamente el Euribor a 12 meses (-0,11% marzo), hace imposible una nueva referencia sin caer en desajustes y diferencias abismales con el actual.

Se deberá esperar algo más de tiempo para el nuevo tipo. El EMMI plantea un cronograma que nos lleva hasta 2019 entre pruebas y aprobaciones del modelo (en cualquier caso, podrían irse hasta el 1 de enero de 2020).

Aun así, su secretario general, Guido Ravoet, ya ha destacado que ni saben si con el nuevo Euribor las hipotecas serán más baratas ni que el cambio favorezca a consumidores.

Y mientras se debate el futuro financiero, en el caso de España (que no es ejemplo del resto de la UE) más del 69% de los contratos están referenciados a tipo variable (en Euskadi se dispara hasta el 79,5%), y en más del 67% al Euribor (hasta el 78,3% en Euskadi), es decir, el Euribor y el nuevo Euribor en el futuro, tienen una incidencia central en la economía financiera, pero también en la real.

Por tanto, su diseño y sobre todo, su inclusión en los contratos ya existentes, va a marcar de manera definitoria el devenir de muchos hogares, de muchas empresas y personas.

Más información:

http://www.lavanguardia.com/economia/20170512/422497785922/guido-ravoet-euribor.html

http://apcebcn.cat/web2015/wp-content/uploads/2017/05/cinco-dias-060517-eco-marcha-atras-en-el-nuevo-euribor-y-ahora-que.pdf

http://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/05/04/mercados/1493913562_470175.html

http://www.ahe.es/bocms/sites/ahenew/estadisticas/indices-referencia/

 

 

 

 

 

 

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *