LOS UBER DE LAS INMOBILIARIAS

Las tecnologías de la información y la comunicación evolucionan generando nuevos escenarios  provocadores de importantes cambios económicos y sociales, a la vez que otros son creadores de oportunidades excepcionales.[i]

Hace unos años nos hubiera sonado a ciencia ficción la e-administración, los estudiantes nativos digitales, la realidad virtual o los coches de conducción autónoma.

Es un mundo que parece imparable, va siempre por delante de la capacidad de regulación y de adaptación (véase los ejemplos de Airbnb o Uber). Provocando disrupciones importantes y rechazos en los sectores afectados.

El empleo necesario para cubrir los nuevos nichos de negocio es muy amplio. Algunos se atreven a vaticinar que serán necesarios más de 350.000 puestos de trabajo. Sin embargo, y por la cara B, tenemos a quienes, estando directamente implicados, no son capaces de coger el tren tecnológico de su sector.

Los ámbitos en los que se espera un incremento más amplio de empleo son los de big data, ciberseguridad y aplicaciones.

Precisamente, la utilización de técnicas estadísticas de reconocimiento de patrones para apoyar la toma de decisiones en el sector inmobiliario, tampoco ha tardado mucho en llegar. Son las llamadas “Inmobiliarias Low Cost” o “Proptech” (Property  + Technology), que ya se están granjeando el desagrado de los agentes más tradicionales del sector

Han llegado con una propuesta muy atractiva, barata y que utiliza las plataformas inmobiliarias web como escaparate global. Una fórmula que ha llegado para quedarse.

La competencia con las de toda la vida es feroz: su porcentaje de ganancia es mucho menor, si bien las tradicionales marcan porcentajes sobre la venta de un 3 a un 5%, las Proptech suelen cobrar de media de 500 a 1.000€ independientemente del importe de la compraventa, y el piso se publicita en las webs de más alta incidencia teniendo miles de visitas virtuales. Además suelen acompañar todo el proceso de compra con asesores, preparación de documentos legales necesarios e incluso la valoración del inmueble, fotos,  y un plano profesional del mismo.

Su mayor presencia actual se concreta en Barcelona y Madrid, pero con idea de seguir su expansión, dada su nula existencia física en locales (todo son webs) y, por tanto, mucho más sencilla y, sobre todo, económica capacidad de entrada.

Este tipo de inmobiliarias llegan en un momento en el que el mercado vuelve a moverse, y hay ganancia de pescadores. Por ahora, sólo han atacado la venta, y no el alquiler, pero entendemos que, en breve, (al igual que ha pasado con las agencias de viaje) tendrán un público que demandará también su asistencia transparente, mayoritaria y sobre todo, barata.

Más información:

https://www.fundaciontelefonica.com/arte_cultura/publicaciones-listado/pagina-item-publicaciones/itempubli/558/

http://www.economiadigital.es/tecnologia-y-tendencias/mercado-digital-necesita-350-000-trabajadores_411693_102.html

http://propertista.com/#tarifas

https://www.housell.com/como-funciona/

https://cliventa.com/preguntas-frecuentes

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/17/midinero/1500316941_980206.html

[i] “el aprovechamiento máximo del potencial de crecimiento de la economía digital. Se espera que el mercado digital único podrá aportar unos 415.000 millones de euros por año a la economía europea, crear empleos y trasformar los servicios públicos.” Informe la Sociedad de la Información en España 2016. Fundación Telefónica.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *